Reciclaje de residuos electrónicos como modelo de innovación
reciclaje

Reciclaje de residuos electrónicos como modelo de innovación

Cuándo se te estropea un electrodoméstico, ¿sabes que hay que hacer con él? ¿Sabes cuántos residuos electrónicos podemos generar? Electrodomésticos y objetos de uso diario, generan residuos eléctricos y electrónicos que perjudican el medio ambiente cuando llegan al fin de su vida útil. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hay más de 65,4 millones de toneladas de desechos repartidos por todo el planeta. Cifra terrorífica a la que hay que ponerle freno.

Alrededor de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos se generan al año pero solo se recicla un 20%. Si no se regeneran estos desechos, los materiales tóxicos que contienen, acabarán por destruir nuestro ecosistema. A nuestro alrededor hay numerosas sustancias tóxicas que forman parte de nuestra vida cotidiana como por ejemplo el cadmio presente en los ordenadores; el mercurio, en la televisión o el PVC, en la fabricación de cables. 

Cuánto contaminan los electrodomésticos que tenemos en casa

Si nos ponemos a analizar, un televisor puede contaminar hasta 80.000 litros de agua por su contenido en plomo y fósforo o un frigorífico en mal funcionamiento, puede llegar a emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera equivalentes al funcionamiento de un vehículo durante 15.000 kilómetros.

¿A que asusta?

Es recomendable ponerse en manos de profesionales que descontaminen los materiales peligrosos que contienen esos dispositivos. Y es que nuestros dispositivos pueden contener hasta 60 elementos de la tabla periódica. 

Hay que adoptar prácticas más responsables e innovadoras para eliminar estos residuos tóxicos ya no solo por el beneficio medioambiental si no por nuestra salud. 

Por ejemplo, en el caso de los teléfonos móviles su reciclaje tiene miles de beneficios, especialmente económicos, dado que están hechos con numerosas materias primas como cobre, estaño, cobalto, antimonio, oro y plata. Al venderse miles de móviles, su reciclado para ponerse de nuevo a la venta es muy útil ya que se pueden recuperar metales poco habituales y muy valiosos, como el lantano o el praseodimio. Reciclando estos residuos, evitas su depósito en vertederos donde tardarían cientos de años en degradarse. Además de organismos y empresas que se dedican al reciclaje de residuos electrónicos, nosotros también podemos contribuir. Debemos llevar los aparatos electrónicos obsoletos al punto limpio.

Pero… ¿Cómo se eliminan los residuos electrónicos?

Pues bien, los desechos son descontaminados mediante la extracción de las sustancias nocivas que contienen. A continuación, son triturados, separando los materiales que los componen mediante electroimanes y corrientes inductivas. 

España es uno de los países punteros en esta materia según datos del I Congreso Nacional de Reciclaje de Residuos Electrónicos. España destaca por contar con más de 52.000 puntos de recogida y más de 2.800 empresas. No obstante, no tenemos que descuidar los residuos que generamos poniendo de nuestra parte en su reciclado. 

En Recuperaciones Metálicas estamos muy concienciados con la gestión de residuos metálicos. Nuestro próximo objetivo es conseguir las licencias para llevar a cabo el tratamiento de residuos electrónicos ya que una de nuestras prioridades es lograr una buena calidad de vida y prevenir los diferentes problemas ambientales que estamos sufriendo.

Etiquetas:electrodomésticos, punto limpio, Reciclar, residuos, residuos caseros, residuos metálicos, Reutilizar, separar

"Trackback" Enlace desde tu web.