recuperaciones metálicas

Cómo ahorramos al reciclar

Seguramente hayas oído muchas veces la pregunta ¿por qué reciclar? La respuesta en general sería para cuidar el planeta. Pero hoy nosotros queremos ir más allá y vamos a darte una serie de motivos relacionados con el ahorro por los que te darás cuenta que todos podemos poner un poco de nuestra parte y reciclar nuestros residuos. El objetivo de este post es explicarte qué es lo que hacemos en Recuperaciones Metálicas y cómo tú también puedes colaborar para mejorar el mundo que estamos dejando para las generaciones futuras.

Porque ahorra recursos naturales

El planeta tiene una cantidad limitada de recursos naturales. Los árboles son la materia prima para el papel, el metal que se extrae de las minas de las latas de refresco o de conservas y el petróleo es la base del plástico. Todo ello son materiales que están presentes en nuestro día a día, y que podemos reciclar para poder utilizarlos de nuevo. Por ejemplo, con las botellas de plástico que los españoles tiramos a la basura al año podríamos tapar toda la península. Cada semana entre 20 y 25 toneladas de envases de vidrio se van a la basura, suficientes para llenar un rascacielos desde el sótano hasta el último piso. Si unimos todo el aluminio que desperdiciamos cada 6 meses podríamos volver a construir todos los aviones de las líneas aéreas de nuestro país. Y si quisiéramos levantar un muro de punta a punta del país no tendríamos más que reunir los 3 millones de kilos de papel y cartón que tiramos en un año. Si todos estos residuos se reciclasen se evitaría tener que sacar nuevas materias primas de la tierra, por lo que estamos ahorrando recursos naturales.

Porque ahorra energía

Para extraer recursos naturales y convertirlos en los productos del día a día se necesita mucha energía, bastante menos que la necesaria para reciclar materiales ya utilizados. Por ejemplo, fabricar una lata de aluminio con materiales nuevos consume 20 veces más energía que hacerlo con materiales reciclados. O fabricar papel y vidrio con materiales reciclados consume un 25% menos de energía que hacerlo con materiales nuevos.

Porque produce menos contaminación

Al fabricar una lata de aluminio con materiales reciclados se contamina el aire un 95 % menos que al hacerlo con materiales nuevos. Una tonelada de papel reciclado evita 25.000 litros de agua tratados con productos químicos (necesarios para fabricar una tonelada de papel con materiales nuevos). Y fabricar vidrio a partir de materiales reciclados reduce la contaminación del aire hasta un 20%.

Así que reciclando se mantiene limpio el agua que bebemos y el aire que respiramos.

  

Etiquetas:cuidado, Medio Ambiente, mejora

"Trackback" Enlace desde tu web.